DanzaM�sicaHistoria

Baile español.

Se utilizan los términos baile y danza indistintamente para significar el movimiento coreográfico, aunque se reserva el término danza para el movimiento en que se ejecutan figuras de forma colectiva. También se llamó baile al intermedio danzado en las obras teatrales y, por extensión, un género teatral menor y complementario emparentado con la jácara y la mojiganga.

Historia

Nos han llegado documentos gráficos que revelan la existencia de danzas entre los primeros pobladores de la península ibérica, el primero de ellos en la cueva de Cogul; se trata de un grupo de mujeres rodeando a un hombre completamente desnudo. En Llanes también hay figuras que danzan, y constituyen el último dato prehistórico sobre el baile que tenemos en España. En cuanto a testimonios escritos, tenemos varios que nos dejaron autores como Estrabón, Diodoro, Sículo y Silio Itálico. Se conservan algunas representaciones gráficas del arte ibérico como la de uno de los vasos de Liria, en la que se ven hombre y mujeres asidos de la mano que danzan precedidos de un hombre y una mujer que tañen flautas gemelas rectas. Otro vaso representa una danza guerrera. En épocas más recientes los clásicos latinos como Juvenal y Plinio nos dejaron testimonio del gran favor que gozaban las danzarinas gaditanas en Roma. También tenemos pruebas de la existencia del baile a través de documentos que lo prohibían, como el III concilio de Toledo, que prohibía bailar en iglesias y cementerios; la Pragmática de Carlos III amplió y pormenorizó algunas prohibiciones de este concilio. El ball rodó se cantaba y bailaba en el siglo XIV en las vigilias montserratinas. La danza intervenía en la liturgia mozárabe, por ejemplo los seises, y Santo Tomás de Villanueva se esforzó en mantenerla dentro de la liturgia postridentina de varias iglesias españolas. Las crónicas y noticias de los recibimientos de reyes y grandes personajes y de los regocijos públicos por victorias, casamientos reales y nacimientos de prícipes evidencian el rigor de la danza en el medievo español. Las noticias anteriores hacen referencia a la danza popular, paralela a la danza de las cortes. Durante la monarquía visigoda Toledo brilló por sus danzas cortesanas y su música. Los reyes castellanos se proclamaban herederos de los visigodos y continuaron esta tradición, en especial la dinastía Tratámara y los catalano-aragoneses. En ambas cortes había música, fiestas y bailes en los palacios y sitios públicos. Al tratar del cortejo en el casamiento de Berenguer IV se citan juglares, juglaresas y danzarinas; también ocurrió lo mismo con Pedro III, Juan I, Marín el Humano, Alfonso el Magnánimo y Fernando el Católico. Y también había danzarinas y juglares en Navarra.

La danza tiene una doble función; por una parte, se trata de una diversión para los reyes y cortesanos con protocolo cuando ellos danzaban; por otra parte era un espectáculo para ellos cuando los que bailaban eran los danzarines. El Códice Visigótico de Toledo habla de otras danzas; la expresión literaria más antigua de las conocidas es la Danza de la Muerte. Gran parte del repertorio polifónico medieval y pre-renacentista estaba formado por las canciones de baile como baladas, rondas y quizá villancicos. Los reyes servían de modelo a los nobles, que les imitaban. Juan del Encina estuvo al servicio de la casa de Alba e introdujo bailes en su teatro. Tras la unidad nacional, la paz y la estabilidad en el asiento de la corte permite introducir bailes extranjeros. Un manuscrito español del siglo XVI describe los pasos de danzas como el saltarelo o la basse danse; también las españolas pavana, canario, morisca, folía, zarabanda, chacona y pasacalle. Algunos autores, entre ellos Cotarelo y Mori o Gaspar Sanz, describen más de cien bailes de la época, como la españoleta, fallarda, Marizápalos, escarramán, villano, zarambeque, capona, alemana, cerdana, paradetas, pasacalle seguidillas, jácaras, Mariona, rugero, dance de las hachas, matachín, etc. En el siglo XVIII desaparece el bailete del teatro pero la zarzuela y, sobre todo, la tonadilla mantienen los bailes como seguidillas, polos, tiranas, jotas, cahucha o zorongos en el escenario. Carlos III prohíbe las danzas religiosas. Muchos de los bailes de este siglo provienen de Anérica o África.

Bailes populares

El baile como fenómeno cultural exige para su comprensión que se le despoje del vestuario, origen, evolución, etc, para quedarnos con su ritmo y movimiento, pasos, figuras y mudanzas de los bailarines. El carácter del baile nace de la condición ritual; puede ser ritual o de diversión, de hombres solos o mujeres, de pareja, de un hombre y varias mujeres, de varios hombres y varias mujeres, con disfraz fingiendo el sexo, etc. El ritmo suele ser musical o coreográfica. El primero suele venir dado por la canción o por la tocata instrumental y obedece a dos formas primarias: binaria y ternaria, casi siempre separadas, aunque en el baile español juntas más de una vez en sucesión uniforme y aún superpuestas en los cantados con acompañamiento, como la jota, sevillanas, etc. La parte coreográfica se realiza por los movimientos del vailador en sentido vertical o en los varios que permite el horizontal y los desplazamientos por el suelo.

El baile de diversión se divide a su vez en varios: los puramente de juego, lúdicos, y los festivos. Los lúdicos se dan con espontaneidad en cualquier momento y lugar y con cualesquiera ejecutantes. Destacan algunos juegos de niñas, que en otra época fueron de adultos: las carrasquillas, las agachadicas, la jerigonza del fraile, el Don Gato, el villano, la escoba, el mampullé, entre otros. Los bailes festivos son los bailados en las fiestas tanto de ciclo anual como las familiares de tránsito, y están constituidas por ritos religiosos, gatronómicos, lúdicos y coreográficos. Este rito es el que determina los participantes, según el carácter de la fiesta: novios en las bodas, mozos en bailes ordinarios, mayordomos en las religiosas, exclusión de forasteros, etc. El lugar de la celebración solía ser casi siempre propiedad común; los días y horas de celebración excluyen la Cuaresma y el Adviento; se vigila la decencia con la presencia de las madres de las mozas y el bastonero; también está presente el alcalde de mozos, institución creada para establecer las normas del buen orden; hay un sistema de recaudación de fondos y elección de músicos, formas sociales como invitación del varón, etc. En el baile festivo se da casi siempre la intervención de la pareja, con algunas excepciones como el contrapás, sardana, aurresku y otros. Tres fueron los principales bailes festivos que se dieron en casi toda la península: la jota, el fandango y las seguidillas. La jota y el fandango aparecieron en el siglo XVIII de orígenes inciertos, extendiéndose la primera por España, Francia, Portugal y más allá del océano. El fandango parece de procedencia americana y se extiende por toda España con diversos nombre. Las seguidillas se conocen desde el siglo XVI y en el XVIII dieron origen al bolero. Estos cuatro bailes constituyen el arquetipo de la danza popular española. Bailes de pareja también son la muñeira, el rebudiscu, sa curta y sa llaga (Ibiza) y varias danzas catalanas y de otras regiones. También había bailes en el que un hombre bailaba con dos mujeres, y en el cual éste no puede dar la espalda a ninguna de ellas en ningún momento. De este tipo son seis sis y ses dotze rodades (Ibiza), el zángano (Andalucía), unas peculiares sevillanas, el pericote y otros. En el corricorri un hombre solo baila con varias mujeres. también hay baile de rueda, como la sardana (Cataluña) y baile de dos filas, los picayos, pandero, careadas, etc.

Sevillanas en un patio típico de Córdoba.

Respecto a los bailes y danzas rituales, es distintivo el que los danzantes ostentan una representación social y su ejecución se realiza sólo en fechas y lugares determinados; muchos concurren en ritos religiosos como procesiones o misas. El carácter social se ve en el hecho de que muchos de estos bailes los montaban gremios como torneros, labradores, tejedores. también los hay de carácter individual, como pinochasm, enramadas, etc. Entre ellos hay bailers con aros, pañuelos, espadas, cascabeles, palos o castañuelas; también hay bailes en los que no existe ningún aditamento, como la contradanza de Cetina o las moixigangues catalanas.

El baile ha ido evolucionando en España como espectáculo y algunos de los bailes que hoy son populares nacieron sobre los tablados; otros se han creado a imitación de los ballets rusos para su ejecución teatral. De forma más reciente ocurre un proceso inverso, en el que se da una transformación del baile popular en teatral. Por una parte el baile popular se trasforma en teatro por las compañías de bailes españolas, o bien por intérpretes individuales. En esta línea están María Rosa, Antonio Gades, La Argentinita, Mariemma, Antonio, etc. Por otra parte se convierte el baile popular en espectáculo atendiendo más a quienes lo contemplan que al goce de los ejecutantes, más a las cualidades estéticas que a las de carácter social. De aquí nacen la exactitud, el rigor y uniformidad de movimientos, los vestidos regionales de uso no ordinario, etc. Los bailes populares españoles han sido transformados en espectáculo por los llamados grupos regionales. El proceso es común a varios países y parece irreversible.

"Serenata".

Sonido original. Castañuelas y taconeo de "La Argentinita".
(Cortesía de SONIFOLK. http://www.intervia.com/sonifolk/)

Bibliografía

  • BORRUL, T.: La Danza española. Barcelona, 1981.

  • RIO OROZCO, M.C. del: Apuntes sobre la danza española. Córdoba, 1993.

  • PUIG CLARAMUNT, A.: Ballet y Baile español. Barcelona, 1985.

Autor

  • Gerardo Fern�ndez San Emeterio

按揭計算機| 買樓| 上車盤| 搵樓| 屋苑| 樓盤| 地產| 租樓| 租盤| 二手樓| 新盤| 一手樓| 豪宅| 校網| 放盤| 樓價| 成交| 居屋| 貝沙灣| 美孚新邨| 嘉湖山莊| 太古城| 日出康城| 九龍站 | 沙田第一城| 西半山 樓盤| 樓市走勢| 青衣| 西貢 樓盤| 荃灣 樓盤| Grand Austin出售的樓盤| 西半山| 西貢| 荃灣|

推荐一个卖雪茄的网站| 雪茄网购| 雪茄哪里买| 雪茄| 哈瓦那雪茄| 雪茄网| 雪茄专卖| 雪茄价格| 雪茄烟网购| 雪茄专卖网| 雪茄专卖店| 网上哪里可以买雪茄| 买雪茄去哪个网站| 雪茄怎么抽| 雪茄烟| 雪茄吧| 陈年雪茄| 限量版雪茄| 大卫杜夫雪茄| 保利华雪茄| 古巴雪茄品牌| 古巴雪茄价格| 古巴雪茄| 古巴雪茄多少钱一只| 古巴雪茄专卖网| 烟斗烟丝| 烟丝| 小雪茄| 金特罗雪茄| 帕特加斯d4 | 蒙特雪茄| 罗密欧朱丽叶雪茄|

噴畫| banner| banner 價錢| Backdrop| Backdrop 價錢| 易拉架| 易拉架 價錢| 橫額| 印刷| 橫額印刷| 印刷 報價| 貼紙| 貼紙印刷| 宣傳單張| 宣傳單張印刷| 展覽攤位| 書刊 印刷| Bannershop| Ebanner| Eprint| 印刷 黃店| 印刷公司| 咭片| 海報| 攤位| pvc板| 易拉架設計| 海報印刷| 展板| 禮封| 易拉架尺寸| foamboard| pvc| printer| label| print shop| poster| business card| postcard| print services| printing company| name card| hk print| hong kong printing| Leaflet| Printing| 喜帖| 過膠| 信封|

邮件营销| Spread| Email Marketing 電郵推廣| Luftbefeuchter| ultraschall luftbefeuchter| luftbefeuchter schlafzimmer|

wms| vending machine| barcode scanner| QR code scanner| SME IT| it solution| rfid tag| rfid| rfid reader| it outsourcing| POS label| IRLS| IT Support| system integration| software development| inventory management system| label printing| digital labelling| barcode label| Self Service Kiosk| Kiosk| Voice Picking| POS printer| POS scanner|

Tomtop| Andoer| LEMFO| Anet A8| Xiaomi Roborock S50| Xiaomi M365 Scooter| MXQ PRO| MJX Bugs 5W| Hohem Isteady Pro| Hubsan H501s X4| Anet A6| Dobby Drone| ILIFE V7s| Creality Ender-3| Hubsan H501s| Hohem Gimbal| Trumpy Bear| Amazfit Bip| Hubsan H501s| Vernee T3 Pro| DJI Mavic Air| Anet A8 3d Printer Review| Populele| SONOFF| Homekit| JJPRO X5| LEMFO LEM7| Anet| Koogeek| Hubsan Drone| Wltoys| Feiyu| Zeblaze| Lixada|

electric bike| best electric bike| electric bikes for adults| e bike| pedal assist bike| electric bikes for sale| electric bike shop| electric tricycle| folding electric bike| mid drive electric bike| electric trike| electric mountain bike| electric bicycle| electric bike review| electric fat bike| fat tire electric bike| women's electric bike |

office| 地產代理| 辦公室| Property Agent| Hong Kong Office Rental| hong kong office| 物業投資| office building| Commercial Building| Grade A Office| 寫字樓| 商業大廈| 甲級寫字樓| 頂手| 租寫字樓| leasing| Rent Office| 地產新聞| office for sale|